Con el objetivo de acercar el Programa de Inserción Profesional (PIP) a cada rincón de la provincia, la secretaria de Equidad y Promoción del Empleo, Laura Jure, presentó esta iniciativa, que generará tres mil oportunidades laborales, en San Francisco.

“Este Gobierno ha decidido invertir y acompañar a los recién egresados, para que puedan poner en práctica lo aprendido, ganar experiencia, seguir capacitándose, y así puedan tener un mejor futuro”, resaltó la titular de la cartera provincial.

En este marco, colegios profesionales locales e instituciones educativas firmaron un convenio de adhesión al programa que permitirá impulsar la iniciativa en la ciudad.

En la oportunidad, Jure también hizo entrega de 10 ajuares del plan de Protección de la Embarazada y Su Bebé.

Estuvieron presentes además el intendente Ignacio García Aresca, la legisladora Graciela Brarda, y el director de Promoción del Empleo, Nicolás Quaglia.

Sala Cuna y ajuares en Morteros

Al mediodía, Jure dejó inaugurada la Sala Cuna “Había una vez”, que será cogestionada por la fundación “Mamás Solidarias”. El nuevo espacio tendrá bajo su cuidado a 53 niños de la zona.

En esta oportunidad, Jure expresó: “Con las Salas Cuna queremos acompañar a las familias, porque queremos familias felices, con mamás fuertes y niños sanos”.

Con “Había una vez” ya son 23 las Salas Cuna en funcionamiento en el departamento San Justo, que contienen a más de mil niños.

En el mismo acto, también se entregaron siete ajuares a beneficiarias del plan de Protección de la Embarazada y Su Bebé de Morteros. Con ellos, ya son más de cien los ajuares entregados en la región, con una inversión provincial que supera los 123 mil pesos.

Como se sabe, Protección de la Embarazada y su Bebé es un plan de prevención en salud para cordobesas embarazadas sin obra social, que incluye la Asignación por Embarazo que otorga ANSES y un completo control prenatal indispensable para cuidar la salud de la mamá y el bebé por nacer.