Con el propósito de seguir acompañando y fortaleciendo al noroeste de Córdoba, el Gobierno continúa acercando distintos programas que ayuden a mejorarle la calidad de vida a cada uno de sus pobladores.

En este contexto, 24 familias recibieron las llaves de su nueva vivienda, en el marco del programa de Sustitución de viviendas precarias y erradicación del Mal de Chagas.

En Serrezuela, la secretaria de Equidad y Promoción del Empleo, Laura Jure, entregó 12 casas, a las que definió como “ese hogar acondicionado donde se podrá vivir mejor. No podemos permitir que la vinchuca siga enfermando a nuestros vecinos. Para nosotros la salud es prioritaria y lo es también la dignidad para ustedes”.

De manera coincidente, el intendente Juan Martín ponderó el alcance de este programa tanto en la zona rural como en la urbana, tras haberse completado la edificación de 122 viviendas.

Aquí también se entregaron 14 microcréditos del Banco de la Gente, con una inversión de 107.500 pesos, y aportes del Fondo de Desarrollo Urbano por 150.000 pesos para realizar mejoras en el hospital local.

Por su parte, fueron cinco las familias que en Olivares de San Nicolás accedieron a su flamante hogar.

El jefe comunal Antonio Heredia y la legisladora Tania Kyshakevych no dudaron en asegurar que el programa de Sustitución de viviendas precarias es un “acierto” para toda la región.

Más obras, más calidad de vida

En la jornada, además, otros siete vecinos de Guanaco Muerto pudieron instalarse en sus nuevas viviendas, totalmente equipadas.

“Este es un día histórico para la comuna”, enfatizó el jefe comunal Domingo Zenón Soria, mientras que el responsable de la Unidad Ejecutora del NOC, Alfredo Altamirano, expresó: “Estos son los momentos lindos, en los que ponemos en marcha estos programas tan sensibles, con justicia social, que llevan soluciones a nuestra región”.

Se entregaron también 49 créditos Vida Digna, y se inauguró la obra de electrificación de los parajes Altos de Los Quebrachos-Las Tapias. Aquí se construyeron líneas aéreas de baja y media tensión y subestaciones. La inversión demandada alcanzó 1.319.600 pesos.